TDAH SALAMANCA Blog: ADHD

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad / Attention Deficit Hyperactivity Disorder

  • José Javier González Lajas

    Experto en evaluación y diagnóstico psicoeducativo, intervención psicopedagógica, terapia cognitivo conductual y pedagogía terapéutica especializada en Trastorno por Déficit de atención e hiperactividad [TDAH], dificultades de aprendizaje y problemas de conducta.

  • TDAH Salamanca

  • Artículos publicados

  • Archivos

Archive for 31 enero 2010

PSICOEDUCACIÓN: EL ROL DE LOS PADRES EN EL TRATAMIENTO MULTIMODAL

Posted by José Javier González Lajas en 31 enero 2010

Para hablar de psicoeducación, un ejemplo sería lo que usted está haciendo ahora mismo, al leer un artículo sobre el trastorno que le preocupa o cualquier libro relacionado con el TDAH.    Por lo tanto, se está informando sobre:

· ¿Qué es el TDAH?

· ¿Cómo es?

· ¿Qué rol puede tener la familia?

· ¿Qué rol cumplen los profesionales?

· ¿Qué tratamiento hay y cuáles son sus ventajas y desventajas?

· ¿Cómo debo afrontar los problemas principales?

Implica una adquisición de conocimientos tanto teóricos como prácticos que le permiten afrontar de forma exitosa las exigencias de educar y criar a un niño que presenta un trastorno específico, como el TDAH.

Desde que se demostró mediante diferentes estudios y trabajos de investigación la utilidad de educar a las personas involucradas con pacientes psiquiátricos graves sobre la naturaleza de la enfermedad, los tratamientos en curso, las actitudes favorecedoras y las perjudiciales, se desarrollan los abordajes basados en la psicoeducación. 

Los padres han sido el objeto esencial de estos abordajes, aunque no se circunscriben a ellos, sino que deben extenderse a todos aquellos que tienen también un rol como educadores y cuidadores.

Es evidente, que frente a alguna afección médica simple,  que se pudiera solucionar tomando un medicamento, los padres tendrían las siguientes tareas que surgen del razonamiento simple y de sentido común:

· Comprender por qué debe tomar “x” fármaco.

· Consentir la administración del mismo.

· Saber cómo administrarlo correctamente.

· Asegurarse de crear con ayuda del médico una percepción positiva por parte del niño acerca  del tratamiento.

· Informar de los progresos o falta de ellos al profesional.

· Supervisar el buen uso del tratamiento desde el inicio hasta el final.

· Eventualmente, si la medicación tuviera alguna posible complicación o efecto secundario, deberán conocer a qué prestar atención con el fin de informar al médico y/o suspender el tratamiento para luego utilizar otro fármaco.

En el caso del TDAH,  los remedios son de gran utilidad y más aun si se ha acordado con el médico el abordaje farmacológico, siendo necesario tener en cuenta y aprender todo lo que recientemente se ha señalado, porque el tratamiento farmacológico es muy útil pero no hace “milagros”.   Por lo tanto, el rol de los padres en el tratamiento multimodal consistirá en ir más allá:

· Garantizar la realización de los tratamientos ya mencionados.

· Crear un ambiente amistoso y “nutritivo” para su hijo a partir de una comprensión del trastorno y adaptando parcialmente la manera de dirigirlo. 

· Aprender técnicas de modificación de conducta y de desarrollo de habilidades, tanto de forma directa como en colaboración con otros profesionales.

· Aprender técnicas de comunicación efectiva.

· Mejorar la eficacia significativamente para resolver conflictos que sucederán en el entorno del niño (dentro y fuera de la familia).

· Abogar por el niño en la escuela e intentar formar parte de la misma para promover cambios. 

En definitiva, los padres tienen un rol extremadamente valioso y esencial, porque no en vano se considera como un factor pronóstico, la estabilidad emocional de los padres y sus habilidades cognitivas, de comunicación y de diálogo.

Al diagnosticar se clasifica siguiéndose un procedimiento científico y al conceptualizar,  se integra el diagnóstico en una comprensión profunda del individuo, de su historia, de su contexto social y familiar para poder intervenir de forma eficaz. 

Por lo tanto, una vez que se ha confirmado el diagnóstico, los diferentes profesionales de cada campo de acción,  deben proceder a explicar a los padres, no de manera genérica” sino de forma “específica”,  la necesidad de personalizar y precisar el diagnóstico minuciosamente.

Personalizar, significa ir al diagnóstico de la persona: explicar a los padres qué tipo de TDAH tiene el niño, cómo interactúan los síntomas secundarios y los posibles trastornos comórbidos en función de problemas concretos del niño en cuestión, y no de “los niños con TDAH”, y qué rol están desempeñando las situaciones socio-ambientales.

Si diagnosticar es poner un rótulo, personalizar es volver al individuo único e irrepetible al que se debe asistir.  En otros términos, personalizar es conceptualizar el caso y no simplemente diagnosticar.

Así es que los padres tienen que convertirse en especialistas de sus hijos, no en TDAH, sino en la manera que el TDAH y cualquier otro trastorno se “personifica” en su hijo.

Anuncios

Posted in Psicoeducación: El rol de los padres en el tratamiento multimodal | Etiquetado: | 1 Comment »

AUTOESTIMA Y TDAH

Posted by José Javier González Lajas en 28 enero 2010

La autoestima en un niño es la resultante del sentimiento de control que se tiene sobre la realidad y del amor que se comparte con los adultos que le son significativos.  Sin embargo, no es un hecho acabado sino un continuo en construcción, ya que tener una autoestima  adecuada le aporta una opinión o concepto positivo sobre uno mismo, y apoyado en ese autoconcepto el niño debe disponerse a conseguir una serie de logros:

· Percibirse a sí mismo de manera crítica y ser capaz de modificarse en el contexto de relaciones significativas.

· Afrontar y superar los obstáculos que le impiden conseguir sus objetivos.

· Sentir que no es mejor y/o distinto cuando gana ni peor o diferente cuando pierde.

· Afianzado sólidamente en un autoconcepto positivo el niño puede respetar tanto a otros como a sí mismo.

Muchos niños se desaniman con facilidad y otros no tanto, por lo que a veces resulta fácil comprender unos casos como otros en función del comportamiento de los padres.  Por ejemplo, observamos a padres y docentes que se enfocan en lo negativo de sus hijos o que siempre los critican o viceversa.

Sin embargo, en muchas ocasiones observamos que los niños con TDAH parecen más sensibles a la frustración y la crítica que otros niños o bien, que los incentivos o situaciones placenteras los impactan de forma menos perdurable, validando en cierto modo,  una de las teorías explicativas del TDAH, cuya hipótesis,  se fundamenta en que tienen un déficit motivacional.

El sentido de la afirmación anterior es que aunque en ocasiones los padres cometen errores significativos en la educación de sus hijos y en la construcción de una adecuada autoestima, no siempre es así,  porque también se construye en complejas relaciones interpersonales (por ejemplo, con otros niños) y surge de la propia valoración que el niño hace de sus destrezas, es decir, de su habilidad para controlar su mundo y lograr sus objetivos.

No obstante, una tarea vital y esencial de los padres con niños con TDAH ha de ser la de tener  comportamientos adecuados que permitan aumentar la cantidad de veces que se vinculan de forma positiva y respetuosa,  y a la vez, creando situaciones que favorezcan el niño el sentido del logro personal y de autocontrol.

Por ello, se hace necesario e imprescindible que los padres (como cualquier adulto significativo) controlen sus propias emociones y tengan estrategias para afrontar las maneras desafortunadas con las que su hijo lucha con el dolor personal de sentirse poco querido por sí mismo y de valorarse a sí mismo como poco competente para afrontar los desafíos de su vida cotidiana: los deberes escolares, los problemas con los compañeros que lo rechazan, el hermano que saca mejores calificaciones, etc.

Así que, teniendo en cuenta todo lo anterior, la mejor manera de mejorar la autoestima de un niño será establecer una relación cualitativamente positiva, que consista en neutralizar las estrategias impropias con las que un niño aborda sus dificultades. 

Por lo que a continuación, parece oportuno analizar brevemente algunas de estas “tácticas erróneas” y comentar cómo afrontarlas.

La táctica más común es aquella en que el niño se da por vencido rápida y fácilmente.  Puede ser que no diga nada y simplemente se distraiga en otra actividad o bien, nos diga: “No sé”; “No puedo”, etc.  La principal manera en que trata de esconder su importancia suele ser con afirmaciones del tipo: “No me gusta”; “Es aburrido”; “No me acuerdo como se hace”; “Lo haré en otro momento”, “No tengo ganas”, etc.   Se debe responder con aliento si el “No sé” es franco y abierto.  En cambio, si está “disfrazado” se debe actuar de forma comprensiva, recordándole sus logros previos en campos o situaciones similares, animándole a realizar un pequeño esfuerzo, y teniendo una actitud general de apoyo en vez de crítica.

Otra táctica equivocada que suelen utilizar los niños con baja autoestima es evitar las situaciones y/o actividades en las que imaginan una frustración.  En este caso, no dicen que “No pueden”.  Sino más bien, que “No quieren”; “No me interesa”; “Son cosas de nen@s/es”, etc.  “Si yo quisiera podría hacerlo”.  Tanto padres como docentes deben alentarlo, utilizando sistemas de refuerzo positivos, y si es posible, ensayar situaciones de diálogo que permitan “salir de la trampa” que implica esta técnica, a través de técnicas cognitivas que ayuden al niño a comprender que en forma automática tiende a auto convencerse que “no quiere” cada vez que siente que “no puede”.

Otra táctica que utilizan, es la descalificación, ya que se descalifica aquello que debe ser realizado.  Como el caso en el que un adolescente decía: “No vale la pena estudiar estas estupideces”.  En el cual, intentaba manejar el dolor que le producía la situación como aquellos adultos que se consuelan de haber perdido algo diciendo: “No importa, me da igual, no me gustaba”.  En estos casos, los padres deben evitar ser abiertamente confrontativos, ya que no tendría sentido decirle: “pues te lo estudias igual”.  Así que aquí, serían útiles también los mismos consejos dados en el caso anterior.   

Una táctica muy común es la evasión.  Por ejemplo, se hacen los payasos o se portan mal.  La cuestión es que la mirada no se instala en los aspectos que ellos creen disfuncionales sino en comportamientos inmaduros o de mala conducta.  Es una técnica muy poderosa, pero frente a la actitud de payaso, la técnica de ignorarla y conseguir incluso que los compañeros de aula, la ignoren con el fin único de lograr su extinción, aunque se debe complementar con una aproximación positiva que le muestre aquellos aspectos en los que el niño es eficaz.

Finalmente, está la resistencia pasiva, que consiste en que el niño dice que va hacer las cosas y no las hace.  Argumenta que “las dejo para después” y se “olvidó”.  Pero en verdad, no se ha olvidado, simplemente está eludiendo una confrontación directa.  En general, cuando los padres organizan y estructuran la vida del niño, es difícil para el niño poder utilizarla. 

Una de las HABILIDADES que los padres deben desarrollar es la de modular sus respuestas: se puede disciplinar, corregir y enseñar sin enfadarse o ponerse crítico en exceso.

Los padres y docentes tienen un sinfín de recursos para mejorar la autoestima de los niños.    Tratando en primer lugar de aceptar al niño tal como es, con sus características y peculiaridades, ayudándole a aceptarse a sí mismo con sus virtudes y defectos, y mostrando naturalmente que todos cometemos y corregimos nuestros errores, e intentar que aprenda a mostrarse a sí mismo como una persona con lados fuertes y débiles. 

También,  es apropiado enseñarle estrategias y capacitarle para resolver problemas como forma de afrontar sus defectos o situaciones difíciles y complicadas.  Siendo esencial proporcionarle en todo momento, un “feedback continuo” o “retroalimentación” sobre su comportamiento, con el fin de poder establecer una relación afectiva más próxima.

Lógicamente,  también es muy útil incentivar el desarrollo de sus lados fuertes o habilidades, enseñarle a ser responsable consigo mismo y con los demás, y finalmente, los padres ayudarán mucho regulando el nivel de exigencias a sus verdaderas posibilidades.

En definitiva, aunque es necesario esforzarse para que los niños aprendan a mejorar su rendimiento en las áreas afectadas, gran parte del éxito dependerá también de cómo se le ayude a desarrollar sus habilidades y actualizar sus potencialidades.  Porque no debemos olvidar, que muchas veces el niño no sabe con exactitud lo que quiere o dónde están sus lados fuertes, y tanto padres como profesores deberán ayudarlo a explorar posibilidades acentuando siempre lo positivo.

Posted in Autoestima y TDAH | Etiquetado: | Leave a Comment »

¿CÓMO HABLAR CON SU HIJO A CERCA DE “SU” TDAH?

Posted by José Javier González Lajas en 27 enero 2010

Para los padres de un niño/@ con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es importantísimo incrementar los conocimientos sobre el TDAH desde la perspectiva más amplia y científica posible, con la única finalidad de encontrarse en las condiciones más óptimas de poder ayudarles tanto en la escuela como en el hogar,  y de ayudarse a sí mismos como padres y pareja.

                                                                                                                                                                       

 

De la misma manera en que no serán padres exitosos en el afrontamiento de los desafíos que el  TDAH propone sin esos conocimientos, tampoco lo será su hijo/@.  El/ell@ tiene que recibir respuestas breves y concisas pero realmente eficientes sobre preguntas tales como:

¿Qué me pasa?

¿Por qué no puedo comportarme igual que mis compañeros?

¿Por qué están todo el tiempo corrigiéndome?

¿Cómo puedo mejorar?

¿Por qué me llevan a ver tantos profesionales?

¿Por qué debo tomar esta medicación?

¿Cómo puede ayudarme una pastilla?

¿Qué debo hacer yo por mi mismo/@?

¿Siempre voy a tener problemas, cuándo seré como los demás?

E incluso respuestas a preguntas más conflictivas:

¿Por qué debo estar en tratamiento, si tú dices que eras igual que yo cuando eras pequeño, e incluso ahora tienes los mismos problemas y no haces ningún tratamiento?

Todo niño/@ con TDAH se enfrenta continuamente a dificultades que cuestionan su autoestima y la confianza en sí mismos.  Y, por todo esto, los padres tienen que ser la primera línea de defensa: aportando todo su apoyo, comprensión y ayudando a desarrollar tácticas y estrategias de afrontamiento cada vez más eficaces.

Nunca deben vacilar en “llamar a las cosas por su nombre” ni buscar “eufemismos” para explicarle a su hijo/@ que tiene anginas o diabetes.  Por ejemplo, si tuviera diabetes no dudarían en explicarle que en el cuerpo existe un órgano llamado páncreas y que éste tiene una dificultad “x” para proveerlo de la cantidad suficiente de insulina, etc.

Así es que si su hijo/@ tiene TDAH, se le debe decir que tiene TDAH, así de simple,  porque “ese es el nombre con el que se estudian estos problemas que tiene”

Enumerando acto seguido, descriptivamente y de manera breve estas dificultades, teniendo en cuenta la edad del niño, ya que si es muy pequeño es preferible prescindir de las siglas y decirle: “tienes problemas para prestar atención y/o para conseguir que tu cuerpo se quede quieto mucho tiempo, etc., y oportunamente, se le explicará que hay una parte de su cabecita (cerebro) que necesita recibir ayuda, teniendo en cuenta que puede venir por medios externos y/o también a través de otras partes de su propia cabecita que están en muy buenas condiciones para ayudarle: “puedes hablarte a ti mismo para darte instrucciones”, y los diferentes profesionales pueden enseñarte (porque en todo proceso de entrenamiento cognitivo en niños con TDAH se utilizan técnicas de “pensar en voz alta” para posibilitar la producción de lenguaje interno que medie en la conducta).

Muchas personas por miedo a etiquetar a su hijo vacilan en decirle abiertamente que tiene TDAH, por la creencia de que se instalará definitivamente en su mente esa idea, sin embargo las mismas personas no logran contenerse cuando se enojan, en calificarlo de “vago” por su falta de motivación, de “mal intencionado” cuando olvida una tarea cotidiana, de “torpe” cuando comete un error por descuido en sus tareas escolares, de “malo” y/o “gamberro” porque impulsivamente se llevo por delante a alguien, etc. 

Se sabe que al poco rato se arrepienten y se sienten muy mal por estos “calificativos exabruptos” y hasta se disculpan, pero “no todo lo que se escribe se logra borrar con el codo”.

El nombre de un trastorno o las explicaciones sobre su origen neurobiológico, (por ejemplo: (“en tu cabeza hay como el  volante de un coche que es muy sensible, por lo que se mueve con facilidad y hace que te muevas de un lado a otro y que prestes atención a cosas diferentes”) no debe impedir jamás que se le exija que tome una posición activa frente a su problema (“si te esfuerzas, si buscas hacer cosas atractivas, y pones un poquito más de atención, controlarás mejor el volante”).  Y este, es el único camino para encontrar soluciones ya que el proveerle de información le permitirá dialogar con los demás y consigo mismo/@ de manera más apropiada.

Por todo ello, los padres deben comprender que el/ell@ ya sabe que algo no está funcionando bien.  Los problemas de autoestima de los niños con TDAH son en la mayoría de los casos el resultado de percibir que los padres, los docentes y compañeros se comportan diferente con él y que él mismo no puede comportarse igual que los demás. 

Sin embargo, un problema que muchos niños pequeños con TDAH presentan es que no pueden identificar claramente los problemas, saben que “algo no está funcionando” pero tardan en poder describir qué es lo que no funciona bien y en qué grado esto depende de sí mismos o los demás.

Si se les explican las cosas apropiadamente estarán en condiciones de comprender mejor porqué es tratado de forma diferente y podrá relacionarse de manera más apropiada.  Y, no tendrá que pensar que es “vago/@”, malo/@, gamberro/@, torpe, etc.

Todo ello, en definitiva,  también les capacitará para conocer sus lados fuertes y débiles, o más bien sus necesidades como parte esencial a la hora de construir el éxito que implica superar cualquier dificultad y alcanzar los objetivos que uno se propone.

Posted in ¿Cómo hablar con su hijo acerca de "su" TDAH? | Etiquetado: | 1 Comment »

SÍNDROME DE ASPERGER Y TDAH

Posted by José Javier González Lajas en 26 enero 2010

•Comportamiento social extraño, ingenuos y emocionalmente desconectados de los otros. (Viviendo en un mundo aparte).

•Buena gramática y vocabulario extenso uso del discurso literal y pedante.  (Interactúan a través de monólogos).

•Pobre comunicación no verbal y entonación monótona y peculiar.

•Intereses circunscritos a temas específicos  (intranscendentes).

•Inteligencia de niveles promedio superior aunque presenta dificultades de aprendizaje escolar.

•Coordinación motora y organización de movimientos pobres.

•Parece carecer de sentido común y no poder imaginar los sentimientos de otros.

•Respecto al sostenimiento  de la atención, los  TDAH muestran dificultades en mantener un nivel de atención consistente durante un periodo de tiempo razonable, en cambio en SA la atención es muy corta para actividades sociales y muy prolongada para temas de su interés (el problema reside en la clase de motivación).

ASPECTOS COMUNES  S.ASPERGER –  TDAH:

1. Dificultades en la organización de tareas.

2. Dificultades para comenzar y finalizar una tarea y serias dificultades para tomar decisiones.

3. Dificultades para sostener la atención, facilidad para distraerse y falta de capacidad para organizar y manejar el tiempo para concluir una tarea.

•Son condiciones diferentes y es imprescindible conocerlas bien para no confundirlas pero ambos trastornos presentan síntomas que fenomenológicamente parecen similares.

•La característica distintiva del SA es el perfil de comportamiento atípico a nivel social y emocional (perturbaciones serias de las habilidades sociales).

•Los TDAH tienen una limitada capacidad para jugar cooperativa y constructivamente debido a la impulsividad.

•Los TDAH saben como jugar pero no pueden esperar su turno  (dificultades con su entorno).

• Los niños con SA tienen intereses atípicos y en general solitarios en cambio los TDAH tienen una gama diversa de habilidades lingüísticas y de intereses. 

•Ambos tienen dificultades con la coordinación motriz.

SINTOMATOLOGIA  TDAH – S. DE ASPERGER    

TDAH

•Vinculada a la impulsividad.

•Dificultades para comenzar una tarea que requiera una situación sostenida.

•Les cuesta organizarse.

•Son olvidadizos y caóticos.

SÍNDROME DE ASPERGER

•Tendencia a utilizar medios no convencionales para solucionar problemas.

•Son muy lógicos y capaces de terminar una actividad.

•Buen nivel para recordar la información.

•Uno de cada seis niños tiene también síntomas de TDAH.

Posted in Síndrome de Asperger y TDAH | Etiquetado: | 3 Comments »

TRASTORNOS POR CONSUMO DE SUSTANCIAS ADICTIVAS Y TDAH

Posted by José Javier González Lajas en 24 enero 2010

•Se caracterizan por el abuso o dependencia  del alcohol, marihuana, heroína, cocaína, metanfetaminas u otras. 

•Interrumpe significativamente la motivación para alcanzar una educación  o trabajo, interaccionar con los demás y mantenerse a si mismo y a su hogar.

•Los objetivos a largo plazo y las intenciones inmediatas se ven gravemente interrumpidas a medida que tienen el deseo compulsivo, buscan, consumen y reaccionan ante la sustancia que es objeto del abuso.

•Sufren una excitación extrema: “subidón” excesivo – consumo – inhibición/somnolencia- fases de abuso o dependencia.

•La incidencia e intensidad son muy elevadas , el 52% de los  diagnosticados con TDAH son aptos para el abuso o dependencia y el 27%  cumple los criterios por consumo. o dependencia de del alcohol, marihuana, heroína, cocaína, metanfetaminas u otras. Interrumpe significativamente la motivación para alcanzar una educación o trabajo, interaccionar con los demás y mantenerse a si mismo y a su hogar. Los objetivos a largo plazo y las intenciones inmediatas se ven gravemente interrumpidas a medida que tienen el deseo compulsivo, buscan, consumen y reaccionan ante la sustancia que es objeto del abuso. Sufren una excitación extrema: “subidón” excesivo – consumo – inhibición/somnolencia- fases de abuso o dependencia.

Willens et al. (2000) Tener un TDAH: aumenta el riesgo de desarrollar un trastorno por consumo de sustancias adictivas, duplica la velocidad de paso entre un abuso menor una dependencia más grave, prolonga a más del doble la duración del consumo antes de la remisión.

•Es probable que detrás de estas tasas elevadas de trastornos de la motivación y excitación entre los TDAH, exista una combinación de factores bioquímicos y psicosociales que interaccionan entre si.

•El tratamiento médico del TDAH reduce la vulnerabilidad mientras alivia los síntomas del síndrome.

 

 “PATOLOGÍA DUAL ASEGURA QUE EL  25%  DE ADICTOS SON HIPERACTIVOS SIN DIAGNOSTICAR”

•El 25 por ciento de los 80.000 españoles en tratamiento por su adicción a las drogas o al alcohol son “realmente” adultos con un Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (RDAH) sin diagnosticar, según el vicepresidente de la Sociedad Española de Patología Dual, Pablo Vega.

•Si a estas personas se les hubiera diagnosticado correctamente su patología en la infancia “nunca hubieran caído en las adicciones” y no hubieran corrido el riesgo de padecer trastornos mentales asociados al consumo de ciertas sustancias, asegura Vega en las XI jornadas sobre Patología Dual que se celebran hoy.

•El especialista asegura que los TDAH sin diagnosticar recurren a las drogas ante el fracaso de su integración social y, de ellos, el 30 por ciento desarrolla patologías mentales graves.

•A juicio de los expertos en Patología Dual, se trata de un problema educacional, ya que la TDAH tiene un 70 por ciento de componente genético en el que se produce una mala producción de neurotransmisores.

•Por su parte, el jefe de Servicio de la Fundación Hospital de Alcorcón, Francisco Montañés, subraya las dificultades para ser bien diagnosticados que atraviesan los jóvenes con TDAH, ya que en muchas ocasiones el médico de familia no les pueden dar acceso a psiquiatría infantil.

•Por ello, concluye que en España hay un infradiagnóstico de TDAH en adultos que “terminan” en el Departamento de Toxicómanos.

Fuente: ADE.es – Mayo 2009

Posted in Trastornos por consumo de sustancias adictivas y TDAH | Etiquetado: | Leave a Comment »

TRASTORNOS DE LA EXPRESIÓN ESCRITA Y TDAH

Posted by José Javier González Lajas en 23 enero 2010

•Presentan dificultades para la escritura por debajo de lo esperable a su edad, a su inteligencia y nivel educativo.  La incidencia asciende a un 65%.

•Pueden expresarse con fluidez por vía verbal  pero manifiestan severas dificultades para expresarse  de igual modo a través de la escritura.

•Les cuesta redactar una frase y sienten grandes dificultades para pensar y volcar sus pensamientos a través de la escritura.

•El proceso de la escritura implica varias fases: recopilar la información, planificar y organizar ciertas ideas para ser comunicadas por vía de trasladar las ideas en palabras escritas, construir frases y organizarlas de modo que permitan transmitir con claridad las ideas del escritor al lector. 

TIPOS DE DISGRAFIA Y TDAH / PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS:

DISLÉXICA

•Mala ortografía

•Baja productividad

•Rendimiento motor fatigoso durante la escritura espontanea.

•No al dibujar o copiar un texto escrito que resultan relativamente correctos.

•Escriben las palabras más cortas mas cuidadosamente y uniformemente  que las largas o desconocidas.

TORPEZA MOTORA

•Copia de texto escrito poco legible y el dibujo probablemente este afectado.

•Lectura, ortografía y deletreo están preservados.

•Problemas asociados a la velocidad motora fina (golpeteo con el dedo).

PERCEPCIÓN ESPACIAL ANORMAL

•Problemas graves en el dibujo .

•Texto escrito copiado poco legible.

•La lectura, el deletreo, la ortografía y la velocidad motora fina están relativamente preservados.

CARACTERÍSTICAS COMÚNES  A LOS  TRES  TIPOS

•Escrituras espontáneas difícilmente legibles.

•Problemas en la distribución espacial de la escritura en toda la página.

•La separación de frases, palabras y letras .

•La inclinación del texto escrito y el trazado de letras.

 

 

Posted in Trastornos de la expresión escrita y TDAH | Etiquetado: | Leave a Comment »

TRASTORNO DEL CÁLCULO Y TDAH

Posted by José Javier González Lajas en 22 enero 2010

•Entre el 4% y 6% de niños en edad escolar presentan esta comorbilidad.

•La coexistencia de trastornos del lenguaje y  las matemáticas sugieren una problemática común subyacente.

•Muestran bases frágiles en sus conocimientos matemáticos ya que a medida que las exigencias van creciendo las dificultades se hacen más evidentes.

•Un niño TDAH debido a su inatención es particularmente vulnerable, y si además tiene discalculia , no aprende porque tiene dificultades para comprender el mecanismo intrínseco de las operaciones matemáticas, más allá de si puede prestar atención o no al maestro.

•Falta de concentración y memorización por problemas motores visuales y falta de atención en la continuidad de los enunciados cuando son largos.

•No tienen incapacidad,  pero las matemáticas no admiten interpretaciones diferentes porque o las entiendes (comprendes) o no las comprendes y no sabes razonar nada (confusión e ignorancia).

•Existen tres tipos de déficit cognoscitivos que cimentan el trastorno: aspectos metodológicos de cálculo, recuperación automática de hechos numéricos de la memoria semántica y habilidades visoespaciales (alineación defectuosa).

•Escasa velocidad de recuperación altera la adquisición y el mantenimiento de hechos numéricos , y esta interferencia da lugar a una computación lenta e  inexacta y la consiguiente alteración en la adquisición y uso de operaciones de cálculo más avanzadas.

•Algunos problemas se manifiestan por el uso de procedimientos aritméticos evolutivamente inmaduros(contar con los dedos), una alta frecuencia de errores de procedimiento y una baja precisión.

Posted in Trastorno de cálculo y TDAH | Etiquetado: | 1 Comment »

TRASTORNO DE LA LECTURA: DISLEXIA Y TDAH

Posted by José Javier González Lajas en 22 enero 2010

•Son los más comunes y ascienden al 80%.

•El indicio más fiable es la incapacidad para desarrollar rápidamente la habilidad de identificar palabras fuera de contexto.

•Individualizan las letras  pero tienen dificultades en reconocer que determinada combinación de letras representan determinados sonidos.

•Poseen un vocabulario restringido y son malos lectores.

•El nombre de dislexia se aplica al trastorno que presentan ciertos niños que tienen dificultades en la lectura a pesar de poseer el aparato sensorial y las facultades intelectuales intactas.

•La dislexia puede presentarse en grados variables, se transmite en forma hereditaria y se debe a una falla en los pares cromosómicos 6 y 15.  Existe una comorbilidad de dislexia y TDAH entre un 15 % y un 30 %.

 

•El principal indicador de una dislexia es la dificultad en identificar palabras escritas con rapidez.  Este proceso incluye habilidades para la audición de fonemas que permiten la habilidad de reconocer los sonidos y formar con ellos las palabras, que conducen a la capacidad de hablar y escribir con fluidez. 

•Incluye habilidad para: recordar los fonemas  y la pronunciación asociada con las letras, realizar análisis y síntesis fonológicos que permiten fraccionar las palabras en sus fonemas componentes, almacenar estas informaciones en la memoria de trabajo o memoria reciente para poder utilizarlas en ese momento.  Cualquier dificultad en estos procesos hace muy dificultoso el aprendizaje de la conexión letra-sonido (grafema-fonema).

•La lectura implica un complejo de habilidades: identificación visual de las letras, de las palabras, la capacidad de leer con cierta fluidez y comprender el significado del texto.

 

Posted in Trastorno de lectura: Dislexia y TDAH | Etiquetado: | Leave a Comment »

TRASTORNOS DEL APRENDIZAJE Y TDAH

Posted by José Javier González Lajas en 21 enero 2010

•Los estudios epidemiológicos han demostrado que el TDAH y los trastornos específicos del aprendizaje no son una misma entidad clínica, sino tres cuadros perfectamente diferenciables y que con gran frecuencia coexisten en un mismo sujeto.

•Los trastornos específicos que  a menudo se superponen al TDAH son tres  principalmente: trastorno de la lectura, de las matemáticas y de la expresión escrita.

•Aparece en el 30% de niños en edad preescolar con trastornos del habla o del lenguaje.  Incapacidad clara para decir lo que se está pensando o entender correctamente lo que los demás intentan decirles.

•Suelen manifestarse a través de la inversión de letras o números, dificultades de aprendizaje de la lectoescritura, para aprender un nuevo idioma, falta de fluidez en el lenguaje, dificultades para realizar operaciones matemáticas y en comprender metáforas.

 

 

•Les cuesta aprender el alfabeto , los meses del año y utilizan los dedos para simples operaciones matemáticas, su escritura y redacción pueden resultar incomprensibles y con gran cantidad de errores ortográficos.

•Gran lentitud para copiar textos de libros o la pizarra. 

•No alinean los números cuando realizan sumas o restas y confunden los signos de puntuación en un texto.

•Son reacios a expresar sus ideas por escrito , cometen múltiples errores ortográficos, tienen mala redacción y expresan de un modo confuso sus ideas.

Posted in Trastornos del aprendizaje y TDAH | Etiquetado: | Leave a Comment »

TRASTORNO DE LA COORDINACIÓN MOTRIZ Y TDAH

Posted by José Javier González Lajas en 20 enero 2010

•Las personas con TDAH son generalmente fuertes y torpes.  Poseen una musculatura bien desarrollada,  tienen agilidad y fuerza en tronco para actividades comunes y deportivas. 

•Son hipotónicos, muy elásticos pero les falta habilidad y coordinación motriz en  las partes distales de las extremidades (manos y pies) – (caligrafía).

•La torpeza para la ejecución de la motricidad fina no suele ir aislada sino que se acompaña de hipotonía muscular con hiperflexibilidad e hiperextensibilidad articular. (adopción de posiciones muy peculiares tanto en reposo como para la realización de cualquier ejercicio).

•Los movimientos de desbordamiento como un signo de inhibición motora o control motor deficiente se consideraron un déficit crucial en el TDAH.

•Tanto niños como adultos suelen tener pies planos o planos-valgos, tendencia a meter el dedo pulgar por dentro de otros dedos de la mano,  hiperextensibilidad de los antebrazos y los brazos (mujeres).

 

                                 

         Flexión dorsal no forzada hasta 90º                                     Hipertonía e hiperextensibilidad                    

  

•Les gusta exhibir sus cualidades. Tienen generalmente un origen patológico central, tanto en TDAH de carácter hereditario como por nacimiento prematuro o de bajo peso. (manejar cualquier objeto).

                                                                                       

                 Demostración de postura                                                        

•La forma de poner los dedos de las manos afecta al alineamiento espacial (tomar el lápiz encerrado en un triángulo y mantenimiento de los dedos en posición longitudinal sin desviaciones anormales) y a la incapacidad para hacerlo selectivamente con los tres dedos necesarios (pulgar, índice y medio).

•La calidad de la letra suele ser muy fea en sus trazos y difícil de entender.

•Falla la coordinación y las personas acomodan sus manos al lápiz de la forma en que puedan escribir más fácilmente.

•Se ha relacionado el subtipo de déficit de atención con problemas con la motricidad fina y el combinado con la coordinación de movimientos.

•Se observa falta de coordinación motriz en la emisión de lenguaje, de forma demasiada rápida y con muchos defectos de pronunciación como si el final de una palabra fuera empujado o casi aplastado por el comienzo de la siguiente, con una entonación baja y monocorde sin altos ni bajos debido a que el centro emisor cerebral y el ejecutor bucal funcionaran descoordinadamente.

Posted in Trastorno de la coordinación motriz y TDAH | Etiquetado: | Leave a Comment »